emoCreativos

¿Cómo orientar a los niños hacia un APRENDIZAJE CREATIVO Y FELIZ?


Deja un comentario

Educación Emocional_ PASO 2: LA COMPRENSIÓN EMOCIONAL: Comprender emociones en nosotros mismos

emociones

Cuando empezamos a tratar en emoCreativos el tema de la Educación emocional expresábamos la necesidad de que ésta fuera considerada una de las claves fundamentales para enriquecer y dotar de significado pleno la tarea de EDUCAR. Enfocábamos también hacia la figura de Daniel Goleman. Goleman indica que para poder manejar bien las emociones (las nuestras y aquellas que se activan en nuestra relación con los demás), son necesarios tres pasos:

Conciencia emocional – Comprensión emocional – Regulación emocional

Después de habernos acercado, en otra entrada, a la conciencia emocional, ahora vamos a intentar explicar a qué nos referimos cuando hablamos de COMPRENSIÓN EMOCIONAL:

La comprensión emocional tiene como objetivo entender en qué consiste el proceso emocional, considerando a las emociones como nuestras verdaderas guías cognitivas y comportamentales. “Comprender nuestras emociones” nos permite identificar y analizar el origen de nuestros estados de ánimo: me siento triste porque… (aunque muchas veces, no sea fácil detectar las causas afectivas); también nos ayuda a detectar la transición entre nuestros estados emocionales: cómo paso de la vergüenza al miedo…  y, por último, la comprensión emocional nos permite  reconducir nuestras emociones negativas y generar emociones positivas.

Para empezar os propongo una actividad incluida en un documento denominado “Cuaderno de educación en sentimientos” (elaborado para realizarse en el aula, pero que también es fácilmente adaptable a la familia); este documento forma parte de un proyecto dirigido por A. Acosta y J. López Megías, miembros del Departamento de Psicología Experimental y Fisiología del Comportamiento de la Universidad de Granada. La dinámica se denominaComprender nuestras emociones. El objetivo, como indican sus autores, es:

“…que el alumno/a se acerque a sus sentimientos considerando dos elementos fundamentales de ellos: los cambios corporales que les acompañan y los pensamientos que hacen posible sus matices distintivos. En los pasos incluidos en las distintas sesiones se enfatiza la necesidad de “escuchar” nuestro cuerpo y nuestros pensamientos para poder identificar y auto-regular lo que sentimos”.

Siguiendo el ejemplo de la actividad, propondremos a los niños que imaginen situaciones en las que estén presentes algunos núcleos emocionales importantes como son el miedo, la tristeza, la alegría, el enfado y la culpa. El vocabulario emocional del niño se irá ampliando a medida que se avanza en su etapa evolutiva, por eso es importante que nos adaptemos a estas fases y a su propio ritmo de aprendizaje.

Anuncios


Deja un comentario

Chagall y los niños

Quedan pocos días para que concluya la exposición retrospectiva de Chagall en Madrid. Es una maravillosa muestra que se expone en el Museo Thyssen y en la Fundación Caja Madrid (Casa de las Alhajas) y está hasta el domingo, día 20 de Mayo. Os propongo que visitéis esta exposición con los niños, pues Chagall que es el artista del color, de los sueños, de la alegría…, y a los niños les encanta.

ACTIVIDADES para la visita con niños

Adentrarse en el arte a través del juego, es una manera de que los niños disfruten y se acerquen a la pintura, no desde la memorización y el conocimiento de datos y nombres, sino desde el juego, la emoción y la experiencia plástica. Para ello, os propongo algunas actividades que nos pueden servir de apoyo para visitar la exposición de Chagall. La muestra se desarrolla en el Museo Thyssen (entrada: 6 euros) y en la Fundación Caja Madrid – Casa de las Alhajas, Plaza de San Martín (entrada libre). Aunque el desarrollo es cronológico (empieza en el Thyssen), podemos ver sólo una parte de la exposición.

Chagall en el Thyssen: El camino de la poesía

Corresponde a los inicios de Chagall, a sus primeros años como artista en la ciudad rusa de Vitebsk, a su matrimonio con Bella y el nacimiento de su hija Ida, a su primera estancia en el Paris de las vanguardias, al estallido de la Segunda Guerra Mundial y a su exilio a Estados Unidos.

el gallo

Actividad 1: A través de la ventana

En estos primeros años de su trayectoria, Chagall representó a sus personajes en espacios interiores, mirando y conectándose  con el exterior a través de un ventana. Los niños tienen que descubrir obras en las que aparecen estas ventanas e imaginar qué está ocurriendo fuera.

Actividad 2: Las Fábulas

Chagall ilustró una edición francesa de las Fábulas de La Fontaine. Podemos preparar la visita contándoles antes algunas de estas fábulas como: El gato y la zorra, La zorra y las uvas o El molinero, su hijo y el burro. Se trata de que los niños identifiquen, en la sala dedicada las fábulas, qué obra representa cada fábula.

Actividad 3: Animal-people

El mundo fantástico del artista ruso aparece representado por personajes mitad persona y mitad animal. Podemos animar a los niños a encontrarlos y dibujarlos en su cuaderno. ¿Dónde se encuentra cat-woman?

Chagall en la Casa de las Alhajas: El gran juego del color

Corresponde a su retorno a Paris, a un segundo matrimonio con Vava, a su vida en el Mediterráneo  y a su colaboración en algunos importantes proyectos editoriales, como el libro dedicado al Circo de Teriáde.

Bailarina sobre fondo malva

Actividad 4: En busca de violines y flores

Una constante en la obra de Chagall son las referencias a la cultura rusa y judía. Para los judíos rusos toda celebración gira en torno a la música y siempre se cuenta con la presencia de los violinistas. Se trata de que los niños encuentren en los cuadros los violines ocultos en los cuadros (y os advierto que hay muchos), y que interpreten por qué aparecen en tantas obras. Paralelamente, Chagall utiliza los ramos de flores como símbolo del amor. Encuéntralos.

Actividad 5: El circo.

En las salas dedicadas al circo, se trata de que los niños disfruten del espectáculo, como Chagall disfrutaba siendo niño cuando el circo llegaba a Vitebsk. Es un circo sobre todo de trapecistas, equilibristas, bailarinas… Pero también aparecen animales: ¿Cuáles son los que más aparecen? (caballos). En dos de las obras de Chagall encontramos leones. Busca estos cuadros 

Otras Actividades

En toda la exposición se puede ver con los niños el uso que hace el artista del color. Un uso simbólico que utiliza el verde, como símbolo de esperanza, para muchas de las caras de los personajes, un azul intenso que representando la hora del crepúsculo, el rojo del encuentro amoroso…

Al volver a casa, podéis proponer a los niños que realicen algunas actividades sobre la exposición. Aquí os dejo un enlace: actividades-Chagall con algunas actividades extraídas del libro: Marc Chagall. Coloring Book. Ed.Prestel.


Deja un comentario

EL ROSTRO HUMANO: Actividad para potenciar el pensamiento creativo a través del dibujo Infantil.

Os propongo una actividad que hemos llamado: El rostro Humano.

B.Munari

 

Edad:  niños, a partir de 6 años.

Material:  papel blanco y ceras, lápices, acuarelas, revistas, telas…

Objetivo: desarrollar el pensamiento y la capacidad creativa, acercándonos a otro modo de pensar y buscar soluciones: el pensamiento divergente.

Metodología:  Basada en que los niños se hagan preguntas y comprendan que no hay una única respuesta sino multiples, para así poder mejorar su aprendizaje y adaptarlo al contexto actual.

Desarrollo de la actividad: ¿De cuántos modos se puede representar un rostro humano? 

En el capítulo: Diseño Visual, del libro de Bruno Munari: El Arte como oficio, hemos extraído unas fichas que podéis encontrar en el siguiente enlace: variaciones del rostro humano. Bruno Munari. Empezamos la actividad, sin mostrar al niño las fichas, proponiendo preguntas del tipo:

  • ¿De cuántos modos se puede representar un rostro humano de frente?
  • ¿Cómo lo dibujarías con lápiz? y con acuarela? y si hiciésemos un collage con trozos de revista? (y que la vaya dibujando)
  • ¿Cómo te imaginas que haríamos una cara con una red metálica?, ¿Y con trozos de paja? 
  • ¿El resultado es el mismo?, ¿nos han salido las mismas caras o cada material nos inspira una cara diferente?
  • ¿Cómo dibujaríamos una cara que se ve detrás de una botella de agua? ¿Y detrás de una persiana de listones de madera?
  •  …

A continuación, les vamos mostrando las fichas, no para que consideren que son la solución a la actividad propuesta, sino para que las observen, copien, coloreen, recorten, manipulen, etc…(seguro que con algunas se ríen). Podemos, además, provocarles para que  reflexionen sobre sus anteriores dibujos y los que ahora ven, y para que puedan comparar, observar o seleccionar, por ejemplo, qué cara puede ajustarse mejor a una anuncio de maquillaje, o a un cómic, o a un dibujo animado…

Espero que lo disfrutéis.


Deja un comentario

Actividades de educación emocional: CONCIENCIA EMOCIONAL

Como propone la profesora Esther García Navarro, en su artículo “Educar con Inteligencia Emocional en familia”, algunas de las actividades para fomentar el desarrollo de la conciencia emocional en nuestros hijos pueden ser:

  • La emoción en la cara. Dibujar con los niños caras que expresen las diferentes emociones que conocen y que ellos experimentan habitualmente. Estos dibujos, además, pueden colgarlos en la pared y dirigirse a ellos para ayudarles a expresar lo que sienten en un momento determinado.
  • Imitando emociones. Jugar con los niños delante del espejo a imitar diferentes emociones, de este modo ellos también pueden observar cómo cambian sus caras cuando sienten determinadas emociones. Hay un juego de cartas: Grimaces de Djeco, para niños desde 6 años, que a los niños les divierte mucho y nos puede servir para idear nuevos juegos de imitación de caras y expresiones.
  • La emoción presente. Introducir el vocabulario emocional en el diálogo que establecemos con nuestros hijos cuando nos cuentan algún suceso importante que les haya ocurrido. Ayudarles a conectar con lo que han sentido, ayudarles a poner nombre a sus sentimientos y ayudarles a detectar por qué se han sentido de un determinado modo y cuál ha sido el comportamiento derivado de esa emoción. Las emociones también están presentes en “los deberes”. Estar alerta y detectar un posible bloqueo emocional es clave para ayudarles en su aprendizaje: el niño, algunas veces, no tiene dificultad con los conocimientos que adquiere, sino con lo que piensa y cree de sí mismo: su autoconcepto y su autoestima; ocurre con frecuencia que, ante un ejercicio matemático, si el niño siente que él no es capaz de resolverlo, porque ha interiorizado que a él se le dan fatal “las mates” y que son muy difíciles, se bloquea emocionalmente y establece él mismo una barrera para su aprendizaje.
  • Diario emocional. Cuando los niños son adolescentes podemos animarles a que empiecen un diario emocional; se trata de que tomen nota de sus estados de ánimo, de las emociones que sienten, si son positivas o negativas, si les ayudan o dificultan… y que tomen conciencia de cómo pueden modificar y reconducir una emoción que no les ayuda.