emoCreativos

¿Cómo orientar a los niños hacia un APRENDIZAJE CREATIVO Y FELIZ?


Deja un comentario

… se trata de dar el primer paso

… El miedo al papel en blanco, la inquietud antes de empezar una carrera… son emociones que sentimos, y muchas veces nos paralizan, cuando nos disponemos a emprender algo nuevo. Para re-conectarnos con vosotros hemos elegido el libro El punto de Peter H. Reynolds. Porque en estos momentos en los que tenemos todavía “pegados a la piel” a nuestros hijos, después de muchos días de vivir y compartir juntos el tiempo de vacaciones, nos gustaría empezar asentando los cimientos para construir  la “confianza”: confianza de los padres en sus hijos y de cada niño en él mismo.

Y para ello no hay nada mejor que acompañarles, y no juzgarles, durante su proceso creativo. Como hemos dicho muchas veces, los niños son genéticamente creativos: cada niño está capacitado para, por ejemplo, dibujar pero los contextos educativos, su entorno social, nuestros prejuicios…  van haciendo al niño olvidar esa habilidad que tiene y con las que disfruta; además, y de modo más preocupante, este “proceso des-educador” va haciendo perder confianza al niño en estas capacidades innatas. Os invitamos a reflexionar sobre todo ello, una vez más, y os proponemos que animéis a los niños a experimentar, pues sólo “haciendo” y dando el primer paso, se pierde el miedo:

También queremos compartir otro clásico: el programa Redes. Ayer, 15 de septiembre, en el espacio de Elsa Punset (a partir del minuto 18:50, aprox.), realizaron una entrevista muy  interesante a Robert Dilts, experto en creatividad. La podéis seguir en el siguiente enlace:

redes

Anuncios


Deja un comentario

Feliz lunes… El universo que Caine creó con cajas de cartón

 

flor

 

 

proyecto lunes feliz22 de abril de 2013

 

… cuando se destapa la caja de la imaginación para crear universos mágicos …

… un nuevo espacio para poder jugar, experimentar, compartir, cooperar y participar …



Deja un comentario

Feliz lunes… Alegria en Argelia. Boa Mistura

 

colors 3

proyecto lunes feliz_ 15 de abril de 2013

… porque todos podemos participar…

… porque la participación de cada uno es valiosa, construye y contribuye…

… porque está en nuestras manos mejorar lo que vemos y el lugar donde vivimos…

… gracias a todos los que trabajan, se comprometen, participan, actúan, se implican, sueñan, construyen y mejoran nuestras vidas …


Deja un comentario

Design thinking: Thomas Heatherwick “Building the Seed Cathedral”

Para comprender de qué hablamos cuando nos referimos al proceso creador, qué queremos decir con Design Thinking

Escuchando a T.Heatherwick explicar algunos de sus proyectos, podemos intuir que se trata de “otro modo de pensar”, conectando ideas aparentemente sin-relación, utilizando el pensamiento analógico, trabajando dentro de un proceso flexible y abierto pero adaptado a los objetivos del objeto que  queremos crear y al contexto particular en el que éste se debe insertar, al que pertenecerá y que deberá mejorar.


Deja un comentario

ARTE: emoCión_Creatividad

La2 de rtve_serie TALENTO 100: una serie que bucea en la creatividad y el desarrollo del talento.

Arte: emoción y creatividad es el primero de los capítulos. Cristina Iglesias y Juan Uslé, el Laboratorio de Talento de la Fundación Botín en Villa Iris…  deambulan alrededor del espíritu creativo que surge del encuentro, de la creatividad que emociona y que debe ser descubierta y “cultivada”…se nos invita a “excavar” en nuestro interior y saludar aquello que tenemos diferente de los otros, para poder despertarlo y hacerlo crecer.

 


Deja un comentario

Otra forma de aproximarnos al Mundo del Arte: recursos interactivos

Continuando con la tesis, iniciada en una entrada anterior, de que diferentes medios y recursos educativos activan diferentes habilidades y capacidades cognitivas, os proponemos una actividad que nos ofrece The Metropolitan Museum of Art , para acercar a los niños al mundo del Arte. Aunque nada debería privar a los niños de la experiencia artística real:  recorrer, sentir y vivir las exposiciones, respirar las obras de Arte… otras experiencias les pueden motivar y despertar la inquietud y curiosidad por conocer más.  

Las actividades se encuentran clasificadas en Start with Art (para niños de 4 a 6 años) y Art Trek ( de 7 a 12).

Esperamos que los niños disfruten:


Deja un comentario

El dibujo infantil, a partir de los cuatro años.

el mar.....chiara, 8 años

En una entrada anterior: El dibujo infantil. Primeras fases de su desarrollo, habíamos intentado acercarnos a cuáles son los procesos que tienen lugar en los primeros años del niño, cuando emprende la tarea natural de dibujar e intentar expresar gráficamente su mundo. Habíamos acabado en la Fase 3, que denominábamos: qué estoy dibujando… (los sustitutivos eficaces). En ella se explicaba que el niño, en una fase que corresponde aproximadamente a los cuatro y cinco años, quiere expresar con sus dibujos “Lo que sabe o conoce de aquello que quiere dibujar”, quiere crear una imagen que represente lo que quiere evocar.

Continuando con nuestra aproximación al proceso de aprendizaje gráfico, vamos a explicar las tres fases siguientes:

Fase 4: imágenes mínimas

A medida que el niño va adquiriendo conocimientos, quiere que en sus dibujos se reconozca lo que él quiere representar. Para ello, tiene que ir dotando al dibujo de determinadas rasgos mínimos, que permitan al observador identificarlo. Ésto es lo que algunos autores denominan las imágenes mínimas. El niño busca, de modo todavía no plenamente consciente, cuáles son esos rasgos que permiten a cualquier persona identificar lo que él quiere dibujar: un árbol, una niña o un columpio. De entre estas imágenes mínimas, el niño primero acude a las que aportan un mayor significado: para dibujar un hombre, por ejemplo, acude a la figura erecta y de frente, sin embargo para dibujar un gato,  lo representa de perfil y con los rasgos esenciales para poder distinguirlo: las orejas y sus cuatro patas; otor ejemplo serían los dibujos de algunos insectos o reptiles, en los que el niño los suele dibujar vistos desde arriba. En definitiva, se trata de transmitir aquello que aporte, con pocas líneas, un mayor contenido o unas mejores pistas para ser identificado.

Las imágenes mínimas suponen un gran descubrimiento. Imaginad cómo se siente el niño, su alegría, al observar que los trazos, puntos y rayas que dibuja en el papel, son identificados con la forma que él ha querido comunicar. A partir de estos primeros esquemas gráficos, el niño insistirá repitiendo y mejorando estos dibujos esenciales, con el objetivo que se vayan acercando cada vez más a la fisonomía real del objeto representado. Ésta es, por tanto, una fase en la que el dibujo está unido a la experimentación, el tanteo y el descubrimiento de los rasgos que definen los objetos.

Fase 5: La copia y el parecido

Algunos autores defienden que si no existiera una “contaminación figurativa”, basada en la multitud de imágenes que los niños reciben a diario por diferentes medios, sus dibujos se quedarían en la fase anterior. Sus dibujos serían “imágenes mínimas”, más o menos perfeccionadas, que mediante unos pocos rasgos gráficos expresan la realidad. Pero hoy más que nunca, el niño crece en la cultura de la imagen: ilustraciones, libros y revistas, envases y carteles publicitarios, televisión, cine, multimedia… por eso hoy es tan difícil determinar si esos invariantes que tienen casi todos los dibujos de los niños, en sus primeros años de vida, proceden del mundo real o del mundo de la imagen. Podemos intuir que la representación común de “el sol” como un círculo amarillo del que salen una serie de líneas rectas es producto de lo que el niño percibe en las imágenes de sus cuentos, como también ocurre, en la representación de “una casa”: un tejado a dos aguas de color rojo, varias ventanas cuadradas en fachada y una chimenea por la que sale humo. También deducimos, por el contrario, que la representación de las personas, probablemente procede de lo que el niño ve a su alrededor. Por todo esto, parece que en el aprendizaje gráfico del niño influye tanto su percepción del mundo como la percepción de imágenes y dibujos, que le llegan por diferentes medios de comunicación.

En esta fase, al niño se le estimula a realizar ejercicios como colorear,  trazar el contorno uniendo puntos, y también aprende algunos trucos de dibujo: como representar un cubo transparente con dos cuadrados superpuestos unidos por sus vértices o  dibujar el perfil de una persona con dos números. Aquí comienza un proceso, que se puede situar en torno a los seis o siete años, en que el niño ya no busca tanto los sustitutivos eficaces sino la copia de los mismos: el niño quiere imitar otros dibujos e imágenes porque en ellos ve nuevos rasgos que representan mejor lo que él quiere dibujar. El niño busca dotar de mayor verosimilitud a sus dibujos, y quiere que se parezcan, cada vez más, a lo que él ve; el niño, en esta fase, principalmente copia e imita.

Fase 6: dibujando la realidad

La dificultad que encuentran los niños cuando intentan copiar otros dibujos, se acentúa enormemente cuando intenta dibujar directamente de la realidad. Porque si copiar supone repetir líneas, manchas o colores, dibujar a mano alzada exige tanto percibir formas como manejar los esquemas gráficos que el niño había ya aprendido.

Es clave señalar que en esta fase, que se sitúa alrededor de los nueve o diez años, es cuando el niño experimenta la frustración y la vergüenza, al no ser capaz de dibujar con eficacia lo que él quiere, y estas emociones suelen surgir, con frecuencia, cuando compara sus dibujos con lo de los demás. Éste es el momento en que muchos niños empiezan un progresivo abandono del dibujo, y empiezan a creer de que “el dibujo no es lo suyo”. Por eso, es muy importante un adecuado aprendizaje del dibujo, a partir de los ocho o nueve años, que les oriente hacia el dibujo realista, de modo que el niño vaya aprendiendo, vaya experimentando sus errores y aciertos, vaya evolucionando y, sobre todo, no pierda confianza en sí mismo y en sus capacidades. Porque un aprendizaje adecuado le permitirá disfrutar dibujando y  le proporcionará una herramienta: el dibujo, para poder expresarse gráficamente y manifestar sus propias ideas, y que le será muy útil en muchas áreas del conocimiento, como las áreas científica o artística.