emoCreativos

¿Cómo orientar a los niños hacia un APRENDIZAJE CREATIVO Y FELIZ?


Deja un comentario

cUEnto VI… What Makes You Think You’re The One

¿Qué mueve realmente el mundo… hoy, mañana y siempre?

Anuncios


1 comentario

Tres cuentos para aprender a coeducar

Cuento-Coeducacion

Hoy queremos compartir con vosotros tres cuentos dirigidos a niños entre 6 y 12 años, cuyo objetivo es que aprendamos a coeducar, esto es, educar en la igualdad desde la diferencia. Como dicen sus autores en el prólogo:

“Para coeducar no necesitamos instrumentos especiales; pero si necesitamos una actitud que sea sensible a lo que hacen mujeres y hombres que sirve para que la vida y la convivencia sigan presentes en este mundo. Esto que parece tan simple, a veces es muy complicado porque no todo el mundo es capaz de valorar las aportaciones de las chicas (madres, maestras, niñas, abuelas, amigas, vecinas, compañeras, etc.) y porque muchas veces seguimos contando lo que pasa, obviando lo que hacen las mujeres, ¡cómo si ellas no hicieran nada!. Por eso vienen bien algunos recursos, como los cuentos, que ayuden a visibilizar un poco más que las mujeres también son protagonistas desde su propio quehacer (sin tener que imitar el mundo masculino), que tienen deseos, aspiraciones muy diversas y se mueven en este mundo con libertad para intentar ser felices.”

Todavía hoy, en los cuentos que contamos a nuestros hijos, perviven muchos estereotipos sobre el rol de género. Los niños reciben mensajes que no se corresponden con su vida cotidiana, en la que poco a poco hombres y mujeres estamos conquistando la igualdad. En estos cuentos para aprender a educar el objetivo final de la narración es otro:

“Si en los llamados “cuentos de hadas” el fin último es el poder (a través de la recuperación de un reino perdido) y el “amor romántico” (consiguiendo el amor eterno entre príncipes y princesas), o en los cuentos de aventuras el fin último es “conseguir lo que nadie antes consiguió” venciendo dificultades insospechadas, quizá en los cuentos coeducativos el fin último es, casi siempre, “atreverse” a disfrutar con lo que es diferente, a valorar la convivencia cotidiana o a descubrir aspectos de (sí) que antes no se conocían. Esto, casi siempre, les proporciona una enorme felicidad y ese es el verdadero “premio” que consiguen las y los protagonistas y aquello por lo que trabajan durante toda su andadura. Para ello, durante el desarrollo de la narración tienen que vencer sus miedos, superar estereotipos, dar valor al cuidado, atreverse a hacer cosas que aparentemente no “pueden” o no “deben” hacer por su condición sexual, considerar la sabiduría de mujeres y hombres que les apoyan…

Con estos cuentos  se quiere aportar una mirada diversa sobre situaciones cotidianas de niñas y niños,  que les abra las mil posibilidades de ser de mil maneras diferentes, que les permita crear, imaginar y jugar de la forma en que deseen y no solo condicionados por los estereotipos de género.

Podéis descargar aquí los cuentos: cuentos co-educar


2 comentarios

Feliz lunes… Un museo de posibilidades

 

sembrar para el nuevo curso

 

proyecto lunes feliz_ 29 de abril de 2013

 

… ¿ Has pensado alguna vez qué te gustaría encontrarte en ese espacio perdido con el que tropiezas todos los días mientras paseas ? …

… Y si la posibilidad fuera real ?…

… Y si pudiésemos “atrapar” esa y otras posibilidades ? …


Deja un comentario

Feliz lunes… Alegria en Argelia. Boa Mistura

 

colors 3

proyecto lunes feliz_ 15 de abril de 2013

… porque todos podemos participar…

… porque la participación de cada uno es valiosa, construye y contribuye…

… porque está en nuestras manos mejorar lo que vemos y el lugar donde vivimos…

… gracias a todos los que trabajan, se comprometen, participan, actúan, se implican, sueñan, construyen y mejoran nuestras vidas …


Deja un comentario

La ciudad como escuela

Defender una educación en sentido amplio, donde educar se convierte en una verdadera tarea social y participada por todos, y donde educadores y educandos se multiplican y diversifican, significa que niños, jóvenes y adultos podemos educar y ser educados traspasando las fronteras de la escuela.

Mientras trabajamos por una educación escolar mejor, que se adapte al momento actual, que ponga el acento en el desarrollo del talento único de cada alumno, que oriente la colaboración entre esos talentos, para así llegar a un mejor resultado y ayudar, a cada uno y al grupo, a ser mejores…paralelamente a esta reforma necesaria, podemos reflexionar sobre las muchas oportunidades que tenemos a nuestro alrededor para aprender. Un aprendizaje, éste, que nos permite a todos conectar e interactuar con la realidad social más próxima, que permite a niños y jóvenes aprender, ser y vivir hoy, no esperando a “lo que llegarán a ser mañana” sino “siendo hoy”, un aprendizaje que les implica activamente con una construcción ciudadana que también a ellos pertenece.

A aprender y enseñar, en definitiva a educar, nuestras ciudades están, en los últimos años, comprometiéndose. Sobre este argumento, y teniendo como hilo conductor “la ciudad en su función educadora”, que iniciamos en una entrada anterior, os ofrecemos el artículo de Anatxu Zabalbeascoa para El País: La ciudad puede servir de escuela, que inicia diciendo:

“Salga a la calle y abra los ojos. Más allá de dibujar las ciudades y, en consecuencia, la convivencia entre las personas, el urbanismo juega un papel decisivo como escuela para ciudadanos de todas las edades”

Para leer el artículo, pinchad aquí


5 comentarios

Cuando los niños aprenden fuera de la escuela

En nuestro actual universo educativo,  se está poniendo en valor la denominada “educación no-formal”, entendida como aquella educación que se desarrolla fuera de la escuela, de modo paralelo y complementario al curriculum escolar. Las experiencias educativas con niños y jóvenes, desarrolladas en un contexto diferente al escolar,  acentúan la importancia que para el aprendizaje representa el “salir de la escuela”, pues favorece la conexión del niño con la realidad y le permite participar de forma activa en el entorno social en que se desenvuelve. 

En la educación no formal intervienen, o pueden intervenir, muchos y diversos agentes sociales, dando razón al famoso proverbio africano: “para educar a un niño hace falta una tribu entera“. Es más, basándose en la importancia que tiene la tarea de educar en ámbitos no escolares,  todos nos convertimos en educadores y de todos es la responsabilidad de educar a los niños y los jóvenes.

El proceso de enseñanza – aprendizaje, por tanto, puede tener lugar en otros contextos, a través de otros medios, con otros protagonistas…pero para ello, DEBEMOS SALIR DE LA ESCUELA:

John Taylor Gatto es uno de los referentes en el movimiento de renovación de la educación en Norteamérica. Pasó su vida como docente en colegios de barrios marginales de Nueva York, donde fue madurando su idea de cómo el Estado a través del sistema educativo perpetua las diferencias sociales y mantiene a los chicos recluidos mientras que sus padres están en el trabajo. Según Gatto, esta forma de escolarización aleja a los estudiantes de la vida, sacándolos del contacto con sus comunidades y privándoles de experiencias reales.

La propuesta innovadora de este autor pasa por reincorporar a los chicos a la vida de sus comunidades, haciéndoles sentir útiles y a la vez experimentado un método de aprendizaje basado en comunidades de experimentación, tratando de acercar las aulas a la vida real.

En palabras de J.T.Gatto:

“Tenemos que crear experiencias escolares que devuelvan a los niños su tiempo, necesitamos confiarles desde una edad temprana, con independencia de estudios, quizás programado desde el colegio, pero que tenga lugar fuera de la institución educativa. Necesitamos crear un curriculum donde cada niño tenga la oportunidad de desarrollar su individualidad y su auto-confianza […]

Hace poco cogí setenta dólares y envié a una niña de doce años de mi clase con su madre – que no hablaba inglés – en un autobús hacia la costa de New Jersey para encontrarnos con el jefe de policía del distrito de Sea Bright para comer y disculparnos por contaminar la playa con un casco de Gatorade. A cambio de esta disculpa pública habíamos quedado en que el jefe de policía le enseñaría el trabajo de un policía de barrio durante un día cualquiera.

Unos días después, dos más de mis alumnos de doce años viajaron solos a la Calle West First desde Harlem, donde empezaron el aprendizaje con un editor de periódicos, la siguiente semana tres de mis alumnos se encontraban en mitad de los muelles de carga de Jersey a las seis de la mañana, estudiando la mente del presidente de una compañía de transporte por carretera que despachaba trailers hacia Dallas, Chicago y Los Ángeles […]

Tenemos que devolver a los niños tiempo libre, desde ya mismo, porque esa es la clave para el auto-aprendizaje, y debemos re-introducirles en el mundo real tan rápido como sea posible para que el tiempo libre pueda ser gastado en algo más que abstracciones”.

Texto extraído del Discurso de aceptación de John Taylor Gatto, para el galardón de Maestro del Año de Nueva York, el 30 de enero de 1990. Lo podéis leer completo aquí.

 


Deja un comentario

Actividad Multimedia: Aprendiendo a convivir

Actividad para niños de 0 a 5 años:

Unidad didáctica en formato multimedia interactivo, que pretende ser una herramienta de inicio en el manejo del ratón, trabajando contenidos relativos a la importancia de compartir y colaborar. La unidad se estructura en varios bloques de contenidos con historias, juegos, audiciones y actividades lúdico-didácticas que facilitan el aprendizaje.