emoCreativos

¿Cómo orientar a los niños hacia un APRENDIZAJE CREATIVO Y FELIZ?


1 comentario

microrevoluciones

Maria Acaso y la #rEDUvolution: si aún no conocéis sus propuestas para transformar nuestro universo educativo no os lo podéis perder! En la siguiente intervención en TEDxBarcelonaED ella lo explica muy bien… Aquí van unas “píldoras”:

_Las energías no deben ponerse sólo en lo que transmitimos sino en la arquitectura de su transmisión  _lo que enseñamos no es necesariamente lo que los estudiantes aprenden  _no pensamos con la cabeza pensamos con el cuerpo. Aceptar los afectos y las emociones como elementos consustanciales a la experiencia de enseñanza-aprendizaje  _no quiero malgastar mi tiempo en estudiar porque lo que quiero es aprender  _aprender es sexy, está relacionado con el placer, con la motivación, con la efervescencia

Apetecible, no?….Os dejamos con ella:

 


1 comentario

La educación que viene (…o ya está aquí)

La casa encendida pone ante nuestros ojos nombres-conceptos-procesos de los que hablamos hoy en el mundo educativo: tecnología, igualdad de oportunidades, creatividad, ciencia, ecología, enseñanza no formal… desafíos todos ellos para una educación que ya está aquí.

Escuchar lo que nos dice Tonucci, Marina o Arno Stern siempre merece la pena!


Deja un comentario

Balance entre ATENCIÓN Y EMOCIÓN en la actividad creativa

A partir del artículo publicado en la revista Yorokobu: La ecuación de la creatividad en nuestro cerebro, nos ha interesado descubrir cómo “conviven – compiten” la atención y la emoción en nuestra actividad creativa.

Marc Chagall

Cuando realizamos cualquier actividad cotidiana, en nuestro cerebro tiene lugar una verdadera competición de recursos para poder llevar a cabo lo que nos proponemos. Estos recursos son limitados: podemos, por ejemplo, mantener una conversación con otra persona mientras estamos dibujando pero en el momento en que necesitamos una mayor concentración en una de las dos tareas, reclamamos a nuestra atención que se centre en ella. Lo explica muy bien el profesor de Ingeniería Informática de la UAM y experto en Neurociencia Pablo Varona:

«La atención es un recurso limitado. La cantidad de neuronas que se reclutan para mantener esa atención es limitada y por tanto los distintos procesos cognitivos que simultáneamente puede realizar una persona tienen una limitación, esto es algo evidente»

Si nos detenemos a analizar la actividad creativa, vemos que dos de los procesos que intervienen activamente en ella y que necesitamos para crear son la atención y la emoción. Somos conscientes de necesitar toda nuestra atención y concentración mientras estamos creando algo pero también experimentamos cómo nos vamos adentrando en un gran laberinto sentimental: ansiedad y miedo, alegría y euforia, satisfacción y decepción… Ser conscientes de ello y encontrar el equilibrio entre estos dos procesos es la clave. Según Varona: 

«Balancear adecuadamente los procesos de atención y de emoción viene bien, por ejemplo, para componer una canción si alguien es músico, o para crear un cuadro si alguien es pintor. Tiene que estar muy atento a lo que está haciendo, muy concentrado en cuál es el objetivo, pero también la emoción le va guiando hacia ese objetivo”.

La emoción le va guiando: Hemos hablado en numerosas ocasiones acerca de la gran influencia que pueden tener las emociones en la creatividad. Una emoción negativa, y suficientemente intensa, puede “paralizar” nuestra actividad creadora: reclama tanta atención a nuestro cerebro que secuestra cualquier otra actividad. Como explica Varona:  “Gran parte de sus recursos cognitivos se están dedicando a preocuparse por esa situación y quedan menos para concentrarse en otras cosas. Por el contrario: ¿ qué ocurre cuando, durante el proceso creador, se genera en nosotros un sentimiento de satisfacción, de alegría ? Que el refuerzo positivo impulsa a la atención a seguir concentrada en la tarea. Se genera una retroalimentación que motiva y moviliza. Entramos en “la zona” de la que habla Ken Robinson en El Elemento, que tiene mucho que ver con apasionarnos con aquello que estamos haciendo:

“Hacer lo que amamos puede implicar todo tipo de actividades imprescindibles pero que no son su esencia: cosas como estudiar, planificar, organizar, etc. E incluso cuando estamos haciendo aquellos que amamos, pueden darse frustraciones, decepciones y momentos en lo que sencillamente no funciona o no cuaja. Pero cuando lo hace, transforma nuestra experiencia. Nos volvemos decididos y entregados. Vivimos el momento. Nos perdemos en la experiencia y damos lo mejor de nosotros mismos”.


Deja un comentario

Artes y emociones que potencian la creatividad

creatividad-botin

  “Toda obra de arte que realmente nos conmueve es, en cierto grado, una revelación: nos cambia” Lawren Harris

“Entretejidos”, así nos encontramos con frecuencia conceptos como: creatividad-arte-emoción… están entrelazados, relacionados, influyendo unos en otros. La primera imagen que viene a la mente al evocar la creatividad tiene que ver, muchas veces, con alguna disciplina artística y de igual manera, el proceso creador abre las compuertas de un gran torrente emocional.

La Fundación Botín, en colaboración con la Universidad de Yale, acaba de publicar el Informe: Artes y emociones que potencian la creatividad, que analiza la importancia que tienen las artes en la formación y desarrollo personal de todos (no sólo los artistas) y propone diversos programas educativos en los que, a través del arte (cine, teatro, música, artes plásticas, literatura y danza) intentan hacen crecer la creatividad, valorando y gestionando adecuadamente las emociones que durante este viaje se generan.

Si quieres acceder al informe completo pincha aquí: Artes y emociones que potencian la creatividad


Deja un comentario

¿Cómo construir la confianza creativa?

¿Renunciamos a la creatividad? ¿Cuántos de nosotros no hemos vuelto a intentar pintar, diseñar, esculpir….(en definitiva: CREAR) después de que “alguien” emitiera una opinión negativa o  se riera de lo que habíamos hecho? A esto se enfrentan todos los días los niños… algunos tienen una motivación tal que les permite “abstraerse” de la opinión de los demás, pero muchos otros van renunciando poco a poco a “crear”. Es el miedo al juicio de los demás lo que nos paraliza.

Partiendo de estas experiencias empieza la charla de David Kelley. Y la buena noticia que nos transmite es que todos podemos aprender a perder ese miedo y podemos construir una confianza sólida en nosotros mismos. Podemos decirnos (y creerlo) que seremos capaces de lograr aquello que nos propongamos… Preciosa tarea la de guiar a los niños hacia esta meta !!!