emoCreativos

¿Cómo orientar a los niños hacia un APRENDIZAJE CREATIVO Y FELIZ?


Deja un comentario

¿ Qué escuela propone la Teoría de las Inteligencias Múltiples ?

…”Inteligencias múltiples”…

Personas que se encuentran comprometidas con la tarea de educar a los niños en la escuela o en otros espacios reales o virtuales, personas que viven de cerca la realidad educativa, personas interesadas hoy en la divulgación científica (pues parece que, inesperadamente,  algunas plataformas de comunicación están abriendo un hueco a la ciencia y la educación: el famoso programa “redes” en España y la omnipresencia en los medios de su creador E.Punset, los encuentros TED, la plataforma educativa de youtube…)… Estas personas, y muchas otras, tienen actualmente en su memoria las palabras “Inteligencia múltiple”…

La Teoría de las Inteligencias Múltiples (IM) de H. Gardner ha tenido una fantástica difusión desde que se inició en los años ´90, son muchas sus implicaciones educativas y muchos los proyectos piloto que, siguiendo los postulados de esta Teoría, han iniciado un proceso sin retorno dirigido a construir otro tipo de Escuela y otro tipo de Educación.

Por eso, animando a todos los educadores a seguir la pista de las iniciativas que hoy están  “poniendo en práctica” la teoría de las IM en el mundo (y también, en los últimos años, en España),  aquí os queremos proponer una revisión de “los orígenes”: Gardner, H. Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica. (1995). Paidós, Barcelona, para intentar responder a la cuestión: ¿Hacia qué tipo de escuela nos conducen el nuevo concepto de “Inteligencia”: una inteligencia Múltiple?

Gardner contrapone, en sus investigaciones sobre IM, dos concepciones acerca de la Inteligencia que dan lugar a dos visiones diferentes de Escuela:

Una visión unidimensional de la inteligencia que, hasta hace pocos años, defendía que el grado de inteligencia podía ser determinado mediante una “escala intelectual” (los famosos test de CI, que analizan los resultados obtenidos por una persona en la resolución de problemas lógicos y lingüísticos y los comparan con los resultados de personas de una franja de edad similar a él). Esta concepción origina lo que Gardner llama la “Escuela uniforme”. Escuela en la que existe un curriculum básico, un conjunto de contenidos que todos los alumnos deben llegar a conocer y muy pocas opciones de elegir.

Una visión plural de la mente que conduce a una Escuela centrada en el individuo. Los hallazgos acerca de la multiplicidad de facetas de la mente han sido posibles, en los últimos años, gracias a la evolución de la ciencia cognitiva y de la neurociencia. Gardner ha demostrado empíricamente que todas las personas tienen, al menos, “ocho inteligencias”, localizadas en áreas bien diferenciadas del cerebro. Y cada persona tiene un grado de desarrollo de cada inteligencia y una combinación distinta de estas inteligencias. Por tanto, cada uno de nosotros tiene un espectro de inteligencias propio. Así, necesitamos diseñar otro tipo de educación, una educación centrada en cada alumno y en la comprensión y desarrollo del perfil cognitivo propio de este alumno. Esta nueva Escuela se opondría frontalmente a la llamada Escuela uniforme, que es la que todavía hoy encontramos a nuestro alrededor. Gardner indica:

“El diseño de mi escuela ideal se basa en dos hipótesis. La primera es que no todo el mundo tiene los mismos intereses y capacidades; no todos aprendemos de la misma manera. […] La segunda hipótesis puede doler: es la de que en nuestros días nadie puede llegar a aprender todo lo que hay que aprender […] Por lo tanto la elección se hace inevitable […]. Una escuela centrada en el individuo tendría que ser rica en la evaluación de las capacidades y de las tendencias individuales” (1995, p. 30).

Por todo ello, como educadores, nos encontramos con la imperiosa necesidad de ser sensibles y “evaluar” las habilidades, capacidades e intereses de nuestros alumnos, para así poder acompañarles y ayudarles a desarrollarlas del modo más adecuado y feliz. Pero….¿Es esto posible en un clase con treintaytantos alumnos?… 

 


2 comentarios

Los medios educativos como estructuradores del aprendizaje

Blanca Gómez. Cosas Mínimas

Blanca Gómez. Cosas Mínimas

Los diferentes medios de enseñanza y materiales didácticos se han identificado, tradicionalmente, con una función de transmisión del conocimiento. Esta consideración ha sido el reflejo de una determinada visión del proceso de aprendizaje, aquella que entendía que el alumno tiene un rol pasivo: el alumno es “el receptor” de la información que el profesor le intenta transmitir, valiéndose de estos medios y recursos.

En la actualidad, y siguiendo las investigaciones que están tratando de explicar el papel que juegan las nuevas tecnologías en el ámbito educativo, un nuevo enfoque se ha ido abriendo camino: una concepción constructivista que considera que los medios y tecnologías de enseñanza son herramientas que ESTRUCTURAN la actividad del alumno y su propia construcción del conocimiento. Por ello, el alumno pasa a desempeñar un papel activo en su aprendizaje y el protagonismo de este proceso se centra en la propia actividad del alumno. 

Así, si hoy reconocemos como clave del aprendizaje, el  trabajo operativo del alumno: “el aprender haciendo”, nos preguntamos:

¿Qué ocurre con los diferentes, y muy diversos, medios de enseñanza y recursos que el alumno tiene hoy a su disposición? ¿Aprende lo mismo si utiliza uno u otro medio para construir el conocimiento?

Recientes estudios han demostrado que, como expone Manuel Area Moreira (2004): “Los medios codifican el conocimiento y la cultura a través de formas de representación figurativas y/o simbólicas, y exigen del sujeto la activación de distintas habilidades cognitivas”. Como afirma la psicología cognitiva, cada medio, por su naturaleza simbólica, y por cómo representa el mensaje que quiere transmitir, hace que se activen distintas estrategias, habilidades y operaciones cognitivas.

Cuáles son, por tanto, las conclusiones a las que nos conducen las investigaciones sobre los medios de enseñanza:

  1. El aprendizaje es un proceso donde el alumno tiene un papel activo.
  2. El alumno construye su aprendizaje.
  3. Cada medio de enseñanza, por su carácter y su representación de la información, activa diferentes habilidades cognitivas en el alumno. Y, por ello, el alumno construye de modo diferente el conocimiento, dependiendo de qué recurso utilice.

Qué aplicación podemos extraer para la práctiva educativa:

“De todo ello se deriva la necesidad de que en los procesos de enseñanza se enseñe al alumnado las habilidades de saber acceder a las distintas fuentes de información y dominar los distintos lenguajes de representación simbólica (no sólo los textuales, sino también el lenguaje audiovisual y sonoro). Por consiguinente, la multisensorialidad que provoca el uso simultáneo y variado de medios y materiales de muy diversa naturaleza (impresos, audiovisuales e informa´ticos), junto con la oferta de actividades que requieran trabajar en distintas modalidades simbólicas de la información (textuales, gráficas, sonoras , etc.), debe ser un principio de actuación permanente en el contexto escolar”. M. Area Moreira (2004).


1 comentario

Psicología positiva en Educación

LA PSICOLOGÍA POSITIVA

La Psicología Positiva surgió en Estados Unidos, a finales de la década de los noventa, como respuesta a una visión “reparadora” de la psicología. Impulsada inicialmente por Martin Seligman, la psicología positiva es un movimiento que, frente a la evidencia de que la Psicología se ha centrado preferentemente en los aspectos patológicos de la persona y en aportar soluciones a los mismos, propone una nueva  investigación y promoción de los aspectos positivos en el ser humano.

Seligman y Csikszentmihalyi (2000) explicaban que “el propósito de la Psicología Positiva consiste en comenzar a catalizar un cambio en el foco de la Psicología, superando la preocupación única en reparar las peores cosas de la vida, en pos de la construcción de cualidades positivas“. Es, en palabras de Vera (2008: 10): “una rama de la psicología que busca comprender, a través de la investigación científica, los procesos que subyacen a las fortalezas y emociones positivas del ser humano“.

APLICACIONES DE LA PSICOLOGÍA POSITIVA A LA EDUCACIÓN

¿Cómo podemos llevar a las aulas los principios de la Psicología Positiva ?… ¿Cómo podemos ponerlo en práctica y por qué es necesario?…

La primera idea clave de la PsP es su propósito para:

CONSTRUIR LA BASE DE UNA CIENCIA DE LA FELICIDAD.

La aplicación educativa de la PsP permite fijar como primer objetivo educativo:

Capacitar a los niños y jóvenes para desplegar al máximo sus aspectos positivos _sus fortalezas personales_ y potenciar su bienestar  presente y futuro (Arguís Rey, Bolsas, Hernández , Salvador, 2010: 7)

Con frecuencia en los Proyectos Educativos o en las Programaciones Didácticas, centramos la atención en la consecución delos objetivos de aprendizaje. Si bien con la L.O.E. se introdujeron dentro de los objetivos educativos que debe alcanzar el alumno, no sólo los conceptos, sino también los procedimientos y las actitudes, y de igual modo, las competencias básicas incluyeron el desarrollo de habilidades y capacidades, que no sólo pertenecían a la esfera cognitiva sino también a la educación emocional (como son la competencia para aprender a aprender o la Autonomía e Iniciativa personal), el cambio no ha tenido lugar realmente. Nos encontramos que todavía priman, en nuestra tarea diaria como docentes, las metas y objetivos exclusivamente “académicos”. Creemos que nuestros alumnos, comprometiéndose a un proceso de aprendizaje basado en el desarrollo de sus conocimientos, destrezas y actitudes, algún día conseguirán alcanzar el trabajo que les gusta, el futuro que anhelan…en definitiva, en el futuro encontrarán la felicidad. Ese futuro: “ser felices” creemos que vendrá como consecuencia de su paso por la escuela….pero:

¿Qué pasa hoy? ¿Realmente ayudamos a nuestros alumnos a ser felices hoy? ¿Lo contemplamos como uno de nuestro objetivos del centro, objetivo de área o de curso?

Algunos de los programas educativos que se están iniciando actualmente, basados en la aplicación de la PsP a la educación, nos dan la respuesta. Por ejemplo el programa: AULAS FELICES:

Aulas Felices es un programa de intervención educativa diseñado dentro del marco conceptual de la Psicología Positiva. Se trata de un programa que ayuda a potenciar el desarrollo personal y social de los alumnos, que se estructura adecuándose a los programas de Acción Tutorial, Educación en Valores y las Competencias Básicas (por tanto implica a toda la Comunidad Educativa y se integra de modo transversal en el Proyecto Curricular) y que tiene como núcleo central el desarrollo de dos conceptos de especial relevancia en la PsP:

LA ATENCIÓN PLENA (mindfullness)

LA EDUCACIÓN DE LAS 24 FORTALEZAS PERSONALES

Los autores: Arguís Rey, Bolsas, Hernández y Salvador, explican:

“La felicidad de nuestros alumnos puede ser un objetivo a alcanzar en el futuro. Pero, mediante las propuestas educativas que ofrecemos, puede convertirse en una meta a alcanzar también en el día a día, haciendo del aprendizaje y de la etapa de escolarización un período donde, a la vez que disfrutamos, aprendemos a ser felices en el aquí y ahora, sin descuidar por ello la importancia del pasado y el futuro” (2010. 11).

Animamos a estudiar el proyecto y, desde emoCreativos, lo seguiremos compartiendo y explicando.


Deja un comentario

Todas las Inteligencias

Giovanni, 8 años

“Es de suma importancia que reconozcamos y alimentemos todas las inteligencias humanas y todas las combinaciones de inteligencias. Todos somos tan diferentes porque todos poseemos combinaciones distintas de inteligencias. Si reconocemos este hecho, creo que al menos tendremos más posibilidades de enfrentarnos adecuadamente a los numerosos problemas uqe se nos plantean en esta vida”.

Howard Gardner

 

Éste es el corazón de la Teoría de las Inteligencias Múltiples. Teoría formulada en 1983 por Howard Gardner, psicólogo estadounidense, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011, titular de la cátedra de Cognición y Educación John H. & Elisabeth A. Hobbs de la Escuela Superior de Educación de la Universidad de Harvard, donde también ejerce como profesor adjunto de Psicología,  y uno de los intelectuales más influyentes del proceso de renovación educativa. Actualmente, y desde 1972, codirige el Project Zero, un grupo de investigación de la Universidad de Harvard que estudia los procesos de aprendizaje de niños y adultos.

Os propongo acercarnos a la interesante teoría de las Inteligencias Múltiples, que ya introduje en un post anterior: De las ideas a la práctica. El talento creativo en el proyecto del Colegio Montserrat. Teoría de la que algunos habréis oído hablar, a muchos creo que puede interesar y, desde luego, que constituye un increíble avance en las investigaciones acerca de la Inteligencia y nos aproxima a una visión de la educación mucho más personal y humana.

Dos ideas fuerza de la Teoría de las IM

 

1. La inteligencia no es única, es múltiple y diversa.

Cada uno tiene una combinación propia de inteligencias, por tanto tenemos la oportunidad, enlazando con la propuesta de Ken Robinson, de descubrir nuestro talento (o nuestro “Elemento” en el caso de Robinson), aquello para lo que mostramos unas ciertas aptitudes y que, además, nos gusta. Esta idea nos aporta un enfoque mucho más positivo de la tarea de educar. Si antes se “medía” el cociente intelectual del alumno (C.I.) considerando que la inteligencia era única y medible, y ésta se asociaba únicamente a las funciones cognitivas verbal y matemática, con esta nueva investigación se demuestra que no todos poseemos la misma inteligencia. Por ello, TODOS podemos potenciary hacer crecer nuestras habilidades y competencias: nuestra Inteligencia.

Gardner distingue ocho inteligencias: (extraído del libro “Inteligencias múltiples en el aula: Guía práctica para educadores” (2006): T. Armstrong. Ed.Paidós)

Inteligencia lingüística. Capacidad de utilizar las palabras de manera eficaz, ya sea de forma oral o escrita (poetas, periodistas, narradores, políticos).

Inteligencia lógico-matemática. Capacidad de utilizar los números con eficacia (matemáticos, estadísticos) y de razonar bien (científicos, programadores).

Inteligencia espacial. Capacidad de percibir el mundo de manera precisa y de llevar a cabo transformaciones basadas en esas percepciones ( arquitectos, artistas, inventores).

Inteligencia cinético-corporal. Domino del propio cuerpo para expresar ideas y sentimientos (actores, atletas) y facilidad para utilizar las manos en la creación o transformación (artesanos, cirujanos).

Inteligencia musical. Capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas musicales (crítico musical, compositor, intérprete).

Inteligencia interpersonal. Capacidad de percibir y distinguir los estado anímicos, las intenciones, las motivaciones y los sentimientos de otras personas: Inteligencia Social.

Inteligencia intrapersonal. Capacidad de autoconocimiento y capacidad para actuar según este conocimiento: imagen precisa de nosotros mismos, conciencia de nuestros estado de ánimo y motivaciones: Inteligencia Emocional.

Inteligencia naturalista. Capacidad para reconocer y clasificar las numerosas especies de flora y fauna del entorno.

(*) Recientemente se ha añadido la Inteligencia trascendente, o espiritual

2. La inteligencia es la capacidad de resolver problemas y crear productos en un entorno rico en contextos.

No se puede, por tanto, “medir” la inteligencia aislando al niño del contexto y proponiendo tareas que nunca ha realizado. De ahí, el daño ocasionado a algunos alumnos hasta los años 80, por los denominados “test de inteligencia”. Test en los que se determinaba categóricamente, en base a los resultados de aquellas famosas pruebas de lógica, visión espacial o expresión verbal, el “grado de  inteligencia” y estos resultados eran determinantes para seguir estudiando en la Universidad o no continuar, o para determinar qué carrera había que estudiar.

Hoy, y tras numerosas investigaciones neurocientíficas, se ha demostrado que esta visión determinista de las capacidades intelectuales de los niños no puede mantenerse. Hoy, desde el ámbito educativo, se apunta a atender a las capacidades individuales de cada niño y a facilitarles el desarrollo de las mismas en el entorno que les es propio.

Para acabar, os dejo un enlace para conocer mejor la figura de  Howard Gardner.